Una tarta fácil y divertida

¿A quién no le gustan las chuches o, mejor dicho, como diría Rajoy “los chuches”? Bueno, seguro que ya hay alguno que salta por ahí diciendo: ‘A mí no me hacen mucha gracia…’ pero para el resto de los mortales aquí tenéis una muestra de las típicas tartas de gominolas que venden por ahí. Es mucho mejor hacerlas en casa por varias razones:

    * Es más barato
    * Puedes elegir las chucherías que más te gusten
    * Es facilísimo
    * Sorprende a la gente ya que es una tarta muy aparente
    * Se puede decir que es todoterreno. Es decir, no necesita ni frío ni calor, ni nevera ni horno, bastante resistente para transportarla, para moverla, guardarla, para compartirla y para saborearla lentamente (si es que puedes resistirte)

Para hacer la base podéis utilizar corcho blanco forrado de papel aluminio aunque yo recomiendo que si encontráis en los chinos (por ejemplo) esta especie de gomaespuma de color verde que se utiliza para hacer centros de mesa y arreglos florales muchísimo mejor. Los palillos se clavan considerablemente mejor y vuestros deditos os lo agradecerán al final de la tarea. Eso sí, yo lo forré con papel film y luego papel aluminio y advertí a los que comían las chucherías que evitaran chupar los palillos (más que nada porque el polvillo ese no debe de ser muy sano).

Y voilà… aquí tenéis el resultado tan bonito:

4 thoughts on “Una tarta fácil y divertida

  1. Jo Pal, cómo has mejorado desde nuestra primera tarta de chuches, yo me quedé en ésa como única experiencia pero tú ya debes estar por el nivel 25!!! 🙂 genial, apetitosísima!!

  2. Será fácil para ti que eres una artista. Me entra la risa de imaginar cómo quedaría si la hiciera yo

Comments are closed.