Regalo comestible para Ramón

Después de toda la semana lanzándome indirectas y el sábado al despedirse decirme “no tengo nada de postre para mañana, no quiero decir nada…”, por fin llegó la tarta para el cumple de Ramón. Eso sí, horas antes de la fiesta, me mandó un mensaje al móvil haciéndome chantaje emocional para que le hiciese algo. Lo que él no sabía, es que cuando leí el mensaje su tarta ya estaba más que terminada. 😀

Y voilà éste fue el resultado:
http://www.palomablog.com/wp-content/uploads/2010/11/IMG_1106.gif

El sabor, en la línea de las tartas fondant, bastante contundente aunque Ángel acuñó un nuevo término y dijo que era una tarta “tapiadora”, jejeje. Lo cierto es que el bizcocho era uno de esos todoterreno para que aguante el peso de las decoraciones (como bien aprendí en mi curso) pero creo que para tartas tan pequeñas y con tan poca decoración (nada de figuritas de azúcar ni varios pisos) se puede seguir haciendo bizcochos más ligeros y esponjosos.

Pero bueno, como ya os dije en la fiesta: se siente, sois mis conejillos de indias!! 😉

7 thoughts on “Regalo comestible para Ramón

  1. Ninguna queja, no :-).

    Mientras no se te ocurra hacer tartas de zanahoria todos contentos 😛 xD jaja

  2. AY pal! yo no pude porque era muy chocolatuda para mí…(y eso que no probé las pelotitas de chocolate de Ernesto y Aníbal) pero era taaaaaaaan bonita y tan cuadradita… 😀

    Un besito!

  3. Le tengo que enseñar la entrada a Ramón… se le va a caer la lagrimita 🙂 la estética genial y de sabor rebuena! conmigo puedes seguir haciendo pruebas gastronómicas!

  4. Pues no digamos conmigo! Ya sabes que soy una buena catadora :). La tarta de Ramón muy bonita, sólo le pongo una pega y es que el plato tendría que haber sido cuadrado también.

Comments are closed.