Hoy estreno blog!

Pues bien, he aqui mi nuevo blog, posible gracias a mi hermano!! GRACIAS!! Pues bien, ya no tendreis excusa para decir que no sabeis nada de mi o que se me olvida reenviaros mis cronicas tan estupendas. De momento esto es solo una prueba para saber si al menos se escribir posts en mi propio blog! ale, pues eso, q lo veais, lo disfruteis y participeis! Mil besos…

Carnaval de Dunkerque

Bueno, bueno, que pereza me da escribir un email de estos largos y encima ponerme a recordar todo lo que he hecho en este ultimo mes y todas las direcciones a las que quiero mandar esta cronica…

Pero bueno, vamos alla. Ya hace bastante tiempo, el Mardi Gras (martes de carnaval) para ser mas concretos, nos fuimos una buena tropa erasmus al carnaval de Dunkerque. Es el carnaval mas tipico de la region y todo el mundo habla de el y va, porque ademas dura 3 meses aprox. No sabiamos muy bien de que disfrazarnos asi que pidiendo consejo a los franceses conocedores del ambiente carnavalesco de dunkerque llegamos a la conclusion de que cuanto mas hortera te pongas mejor disfrazado iras. En teoria, la tradicion dice que los hombres tienen que disfrazarse de mujeres y las mujeres pues… de lo que sea! Asi que ana y yo nos compramos unas cortinas de una tela de gasa morada y con eso nos hicimos una especie de falda, debajo nos pusimos unas medias de rayas negras y naranjas, un poco de maquillaje y a correr!! El resto se disfrazo de bebe, con panales, biberon y babero.
En fin, todo un show, sobre todo porque nos empezamos a disfrazar en la misma estacion de lille delante de todo el mundo. Continuamos nuestra tarea de makillaje y coloracion del pelo en el tren, y unas paradas antes de dunkerque vimos con nuestros propios ojos lo que se estila en el carnaval de dunkerque… En fin, me faltan las palabras… No es que se disfracen de mujeres, es que mas bien se disfrazan d drac queens, super horteras, las prendas de modas son todas aquellas que tengan plumas, pelo o purpurina. En fin, increible. Increiblemente surrealista!
Luego llegamos a la ciudad y cogimos un autobus con todo el mundo que iba disfrazado, porque ese dia la fiesta estaba en otro barrio de las afueras. El autobus era una locura todo el mundo que cantaba canciones tipo las chirigotas de cadiz, todos chillando, el autobus repleto y con un meneo propio del parque de atracciones. Pues bien alli que llegamos y vimos que nosotros ibamos discretos, la gente llevaba unas pintas increibles pero desde los jovenes, hasta los ninos y los padres! Una pasada. Aprovechamos para ir a visitar la playa y ahi la gente si que nos miraba un pco raro, pero es que, haceos a la idea: 15 “bebes” en la playa bebiendo de biberones de cerveza con dos locas con medias de rayas que hacian de sus mamas. Yo a estas alturas ya me habia colocado mi mochila jirafa delante y hacia las veces de panza de embarazada, por lo que yo era la mama de todos los bebes (ya vereis las fotos y lo entendereis mejor).
Luego volvimos a la zona de carnaval y era la folie total (la locura). A las 5 de la tarde desde los balcones del ayuntamiento empezaron a tirar arenques ahumados envueltos en plastico transparente. La gente se volvia loca por cogerlo y se peleaban por el pescado, yo al principio queria uno por la ilusion de cogerlo pero despues visto el percal no queria ni que cayera a un metro de mi por el peligro de la gente luchando por el arenque!! estan locos estos franceses y lo peor es que despues se lo iban comiendo a mordiscos!! puaghhh… Pues bien, asi grosso modo fue nuestra experiencia del carnaval.

Por lo demas ahora ando hecha un lio en la fac como en el primer semestre buscando todos los horarios de mis nuevas clases y ese tipo de cosas. Tambien he empezado a trabajar cuidando a dos ninos, se llaman Sacha (10 meses) y Sophia (2.5 anos) Son muy guapos y no se portan excesivamente mal y ademas hablo mucho frances con los padres y con la nina lo que puedo porque hay veces que no la entiendo :-S En fin, como ya os dije los erasmus del primer semestre continuan yendose; si, es que no se van todos de golpe, no! y por eso nos vemos obligados a hacer multitud de fiestas de despedida!! jjeje. Este finde ya hay 3; hoy en el cafe latina, manana en el arms park y pasado en casa de Francesca, asi que cris, manu y elsa preparaos para la fête!!! Ademas la de casa de fra va a ser la mejor! si no, pedid referencias a guille y ro, que seguro que os la recomiendan.

En fin, no se que mas contar y las manos se me empiezan a helar… Mil besitos, ya os escribire mas y mejor contando mis aventuras y desventuras!!

paloma

PD. Seguro que se me olvida alguien como de costumbre pero cuando llegue mi blog no habra mas problemas! hasta entonces haced como siempre y reenviadselo a quien pueda estar interesado, ok? gracias

Palabras desde mi chambre

Queridos todos,

Os escribo desde mi chambre en una mañana de sábado, no tengo nada que hacer; estoy empezando a pensar que estoy llevando una vida muy “disoluta” como diría mi padre (aunque la verdad es que no sé exactamente qué significa pero vamos, el sentido lo capto y lo captáis, no?) Ayer estuve en la supuestamente última soirée Erasmus del año; pero vamos que eso de última no se lo cree nadie, seguro que de aquí a que volvamos todos a nuestras casas por Navidad, montan otra como sea. Pues bien, ayer la fiesta en cuestión estuvo bastante bien porque los erasmus no nos vemos siempre debido a que a lo largo de la semana cada uno sigue sus clases y no coincidimos. Sin embargo, ayer estuvimos todos juntos y se respiraba un buen ambiente; yo creo que estas fechas próximas a la Navidad y a que todo el mundo vuelva a sus casas propician este tipo de ambiente.

Y bueno, pues aquí estoy en mi chambre escuchando la radio y no sé por qué extraño motivo suena Mecano, pero lo más extraño de todo es que suena en francés!!! En fin… estos franceses están locos! Esta es una de las grandes verdades de la vida que he aprendido aquí, así como otras:

– Si no compras comida no esperes encontrar la nevera llena.

– Si te quieres poner una camiseta que hace siglos no encuentras, quizás sería buena idea mirar en el cesto de la ropa sucia.

– Si quieres tener dónde comer tendrás que fregar uno de los 4 platos que tienes, ya que por extraño que parezca los lavaplatos no vienen integrados por defecto en la cocina.

– Si empiezas a ver pelusas gigantes que corren por tu habitación, tienes que actuar rápido si no quieres que se reproduzcan peligrosamente.

– Si sigues empeñado en ponerte la misma camiseta de antes tendrás que elegir: lavarla a mano en tu lavabo o caminar 10 minutos hasta llegar a la lavandería; pero deshazte de la idea de encontrarla limpia y planchada en tu armario, eso ya no funciona!

En fin, por sencillo y razonable que parezca no te das cuenta de estas grandes verdades hasta que las experimentas en tu propia piel… Así que aquellos que me digan (y que sigan viviendo en casa de sus padres): “claro! Es normal, si eso yo ya lo sé” Les diré: sí, sí, yo también lo sabía pero aquí si necesitas un destornillador no puedes ir al cuartucho a buscarlo, o si necesitas un producto de limpieza no estará debajo del fregadero como de costumbre, ni los utensilios de cocina ni los libros de lectura ni nada que tu no hayas traído, comprado o cogido de la rue!

Ale, pues eso es todo, pasad un buen día!! Mil besitos!!

Paloma***

Últimas novedades

HOLA!!!

Ahora sí que podéis decir que os he tenido abandonados y de veras que lo siento, más que nada porque ahora me toca escribir una barbaridad. Por lo menos no os escribo desde el 20 de noviembre, que fue la Fête Finale de lille 2004; vamos, la clausura de la capital europea de la cultura. Pues bien el 20 de noviembre que fue sábado fue la auténtica “folie”(locura). Había mogollón de gente por las calles porque a partir de las 7.30 de la tarde comenzaba una cabalgata que iba por las principales calles de lille y en cada carroza había un tipo de música distinto. Las luces y colores de los vestuarios y de los espectáculos me recordaban al circo del sol. Lo que más me gusto fueron sin duda unas jirafas gigantes de color magenta. Realmente eran dos hombres que iban dentro y los pobres deberían de ir muertecitos porque tenían que ir montados en unos zancos y además ir encorvados. Pues bien, cuando la cabalgata hizo su recorrido las distintas carrozas estacionaron en cada una de las plazas de lille para hacer mini conciertos que duraron hasta altas horas de la mañana y lo mejor de todo es que como había varios podías elegir el que más te gustara e ir cambiando según te apeteciera; y lo mejor de todo es que era al aire libre. En la Grande Place pusieron música con unos altavoces y aunque no me gustaba demasiado porque un poco “bakalachunga” , la verdad es que sí que impresionaba ver a tanta gente bailando en mitad de la calle como si fuera una macro-discoteca. Aún así nos fuimos pronto a casa porque el día anterior (viernes) habíamos tenido otra fiesta en casa de una chica francesa que había estado el año pasado de erasmus en murcia. La casa era increíble, toda habitada por estudiantes, grandísima, con los techos super altos, de tres plantas… vamos, ideal para vivir y … para fiestas! Aunque para casa fiesta una que se llama la Maison Bleu donde viven 15 erasmus!!!! Eso sí que estaría guay, eh? Auténtica Casa de locos!!

Y bien ese fue el finde, bastante completito como podéis comprobar. Luego el viernes llegó mi segunda visita a Lille, César, quien más bien parecía Papá Noel de lo cargado que venía con tantos regalos desde la Espagne! Le fui a buscar a Bruselas y ya el sábado presenció su primera fiesta multitudinaria que no era nada más ni nada menos que la de mi propio cumpleaños. La fiesta la celebré en casa de Juan (el chico de mi uni de Madrid) porque mi resi no da para tanto. La casa de Juan también está bastante chula, es pequeñita, pero tiene 4 plantas y cada una de ellas es una habitación. Total que hubo un momento en la fiesta en el que nos juntamos alrededor de 50 o 60 personas!! No sé como lo hicimos para entrar todos allí pero así fue. Ocupamos las dos primeras plantas con dos minicadenas, bebida y gente. Y hale! Fiesta asegurada!! Nosotros preparamos dos pasteles de chocolate muy buenos y aunque no soplé velas ese día me cantaron el cumpleaños feliz mil veces en español, francés e italiano. Me regalaron muchas cositas: un pijama, incienso, una cosa para poner fotos en la pared, unas cucharas de palo para la cocina, una vela, unos vasos de animales… en fin, mucha ilusión! J

Respecto a los regalos que provenían de Madrid pues hasta el día 30 de noviembre no pude descubrir lo que eran porque el portador oficial de regalos me hizo una sorpresa con juego incorporado. Así que imaginaos cómo estaba yo el martes, que llevaba casi 5 días viendo todos los regalos tapados con una manta y no los podía mirar. Así que con los que hablé ese día y no agradecí los regalos es porque no los había visto, de hecho no sabía ni que existían!!! Pues bien el juego en cuestión comenzó con una flecha en mi pasillo que decía: regalos! Tuve que ir siguiendo flechas hasta que llegué al piso de abajo (menos mal que sólo vivo en un 3º) hasta que encontré la última en mi buzón. Lo abrí y sorpresa!! Una nota que decía: creías que iban a estar aquí todos tus regalos? Pero si no caben!!! Sube a la chambre (y recoge las flechas por el camino). Total que cuando llegué a mi chambre encontré un 20 formado con velitas encendidas y cuando las apagué todas y encendí la luz vi un montón de regalos sobre mi cama. Igualito que si fuera el día de reyes. Tenía un montón de regalos y cartas de mucha gente: mis padres, mi hermano, la abuela, tía pí-jo-ana-cleo, germán, césar, ramón-maría-ángel. Vamos, que muchas gracias a todos!!!MUCHÍSIMAS GRACIAS!! También recibí dos paquetes por correo: gracias AN Y SIL Y ELSA!! Qué bonito todoooooooooooooo J Qué feliz!! Muchas gracias también a todos los que me felicitasteis!!!

Así que ya veis que la espera mereció la pena y la sorpresa fue linda. Nada más sucedió importante esta semana, hice de guía turística, aunque tengo que ir mejorando porque o no hay mucho que ver en lille o yo no sé enseñarlo!! El viernes estuvimos en casa de francesca comiendo una lasagna buenísima, cuya receta también voy a aprender. Ese día también me hicieron más regalos. Ana y Esther, de mi resi, me regalaron un rotulador morado muy bonito que es guay para escribir en japonés porque es como un pincel, también un set de manualidades para hacer un espejo de mosaico y lo más chuli: un libro de recetas erasmus! Pero lo tenemos que ir completando nosotras mismas, de momento ya están escritas la receta de la beschamel y del pastel de chocolate. A ellas me queda por añadir: la lasagna, el tiramisú, el pollo de natalia la uruguaya, las crepes, el mousse de chocolate, guisantes a la maupassant, etc. En fin, también las alemanas de la resi me regalaron un pastel muuuuuuuuuuuy rico de chocolate y merengue. Y este sábado para finalizar comimos en casa de Juan y Pascal una raclette, plato típico francés muy bueno a base de queso fundido, patatas y embutido.

Bueno, ale, ya basta, no?

Mil besos!!!

Por cierto, tío Angelito, sí que recibí tu carta torera, se me olvidó decírtelo! Me hizo mucha gracia!!

Viaje a Estocolmo

Todo esto empezó el día que descubrimos que el jueves 11 era un “jour ferié” y decidimos buscar alguna excursioncilla para hacer durante ese fin de semana largo. Tras una búsqueda exhaustiva por las páginas web de vuelos y viajes baratos el destino de nuestra “excursioncilla” fue: ESTOCOLMO. Habíamos encontrado un vuelo en ryanair por 0.99 céntimos ida y 0.99 céntimos la vuelta (todo ello sin tasas pero que al final daba un total de 31 euros) Total q a esta locura transitoria nos apuntamos casi sin pensarlo 8 personas distintas que no teníamos demasiado que ver las unas con las otras. Lo único en común: ser Erasmus y las ganas de viajar a la aventura. Éramos 6 españoles (Lorena, Irene, Jose, Antonio, Ana y yo), dos italianas (Francesca e Irenella) y una mascota de peluche (Erasmo). Y allí que nos fuimos el miércoles 10 de noviembre, a tierras suecas sin más preparación que una noche pagada en un albergue (la primera, ya que el clima de Estocolmo no incita demasiado a dormir en la calle…) y una reserva en el albergue más barato para los últimos días. El viaje ya empezó con un buen subidón de adrenalina, los ocho viajeros habíamos quedado en encontrarnos a las 9.30h en la estación de tren de Lille para coger el tren hacia Charleroi (Bruselas, Bélgica- donde debíamos coger el avión-). El tren salía a las 10.00h y a las 9.58 h aparecieron Lorena e Irene corriendo por las escaleras, el resto ya teníamos un pie en el andén y el otro casi casi en el tren. Cogimos el tren por los pelos. El primer día fue dedicado prácticamente a viajar: en Charleroi cogimos el avión hasta el aeropuerto de Skavsta en Estocolmo y allí un autobús hasta la misma ciudad. Cuando llegamos eran cerca de las 6 de la tarde pero ya era completamente de noche, apenas podíamos ver nada de la ciudad. Parecía bonita con el mar por todos sitios, el puerto, los edificios iluminados… pero no sabíamos muy bien qué íbamos a encontrar la mañana siguiente al despertarnos. Fuimos directamente al Chapman, el albergue-barco que habíamos reservado. Si algo destacaba en nuestro viaje eran las ganas de gastar el mínimo dinero posible, por lo que alquilamos un camarote de cuatro personas para los ocho. Dicha práctica se repetiría cuatro veces más a lo largo de todo el viaje, lo que dio nombre al grupo de viajeros y a su primer (y espero que no último) “voyage” al extranjero: “OTTO IN QUATTRO” (obviamente en español: ocho en cuatro) Nuestro idioma principal fue el franpañol (francés + español) y el frantaliano (francés + italiano). Bastante divertido, la verdad… Bueno, vuelvo al Chapman. El barco era precioso y no tuvimos ningún problema para colarnos en él los OTTO. Cenamos todos en nuestro camarote y conocimos a más erasmus que estaban allí también de vacaciones. Dimos una vuelta por nuestra isla (Skepsholmen) y disfrutamos de unas vistas preciosas. A la mañana siguiente, tras haber dormido dos en cada cama, vimos una visión de postal auténtica. A través de las ventanitas redondas del barco (ojos de buey se llaman? Bah! No sé) vimos el mar y todas las casitas de colores iluminadas por un sol naranjita precioso. Qué día más lindo y qué ciudad más increíble había aparecido de la oscuridad!! Por desgracia no podíamos quedarnos más días en el chapman porque estaba lleno (lo que luego sería realmente buena suerte). Reservamos y pagamos otra habitación en el único albergue q encontramos disponible (por supuesto una de cuatro para los ocho!) pero era un poco caro y de inmediato nos dirgimos a la oficina de turismo para informarnos de lo que podíamos visitar. Pues bien allí encontramos la solución a nuestros problemas: un crucero!! Sí, sí… un crucero que nos llevaba a Helsinki (Finlandia) por sólo 11 euros por persona ida y vuelta, incluyendo 2 noches en el barco y todo. Era increíble y lo que era mejor, increíblemente barato! Mucho mejor que quedarse en un albergue de Estocolmo. El único problema era q ya teníamos pagado una noche en el albergue caro así que nos tocó ir a llorar a la chica de la recepción para que nos devolviera el dinero. Le contamos que nos teníamos que ir a Francia urgentemente porque nos había surgido un problema y bla, bla, bla… Total, la historia coló y la mujer aceptó y eso que habíamos pagado con tarjeta y tenía que anular todas las transferencias de dinero. Vaya número! Pero allá que nos íbamos, nada más ni nada menos que a Finlandia, quién nos lo iba a decir? Nos montamos en el barco, que se llamaba Gabriella, a las 17.00 aprox. Y madre mía, qué barco!! Era como el Titanic, os lo juro. No sé vosotros pero yo desde luego no he estado nunca en un barco como aquél. Tenía 10 u 11 plantas donde se incluían: un restaurante, una cafetería, un buffet, una tienda tax free, una discoteca, un casino, un pub, una sala de fiestas… También había música en directo, happy hour en la barra del bar, bingo (por desgracia, en sueco!) y otras actuaciones. Era una pasada! Además por supuesto podías salir a la cubierta a tres alturas diferentes, era genial pero hacía un frío… Bueno, el viaje hasta Helsinki duraba toda la noche y se llegaba a las 10 aprox allí (incluyendo q había que cambiar la hora a mitad de camino). Había todo un programa de actividades elaborado, cuando no tenías el bingo, había karaoke, o si no la happy hour te esperaba o podías ir a ver a un grupo de música o a un chico que tocaba la guitarra. Vamos, no faltaba de nada… Y lo que era mejor: todo eso por 11 euros!! Aún no me lo creo, a que vosotros tampoco? Pues es completamente cierto. Esas dos noches en el Gabriella fueron las únicas que no hicimos el “otto in quattro” (es decir, que no dormimos dos en cada cama) porque por aquel precio no merecía la pena… A la mañana siguiente llegamos a Helsinki donde hacía un tiempo horrible, lluvia y mucho frío. Teníamos hasta las 5 d la tarde para visitar la ciudad y como no teníamos ni idea de dónde ir era un poco difícil verlo todo. Pero vamos, aún así nos `pateamos la ciudad y no estuvo mal; aunque he de decir que me pareció un poco fea, sobre todo habiendo visto ya la maravilla que era Estocolmo. Volvimos en nuestro crucero y pasamos otra noche allí. Esta vez me acordaba mucho de ti papá por los meneos que daba el barco… en serio, había momentos que parecía gravedad cero y otros todo lo contrario que te sentías aplastado. La gente parecía que iba borracha por los pasillos de los paseos en zigzag que daba (aunque bueno, la verdad es q la mayoría iban pedo de verdad y a eso se unía el vaivén exagerado del barco). En el barco conocimos gente interesante, a unos chicos franceses (que habían pagado 10 veces más que nosotros por el mismo camarote! Jejej, si es q… tuvimos una suerte!), también a un hombre finlandés de unos 60 años que hablaba español y que llevaba una camiseta que decía Alfonso Rock y que quería que fuéramos a grabar un disco a su casa y que nos subiéramos a cantar la bamba al escenario (sin comentarios) y por últimos a unos americanos muy simpáticos que vendrán a visitarnos a lille. Cuando regresamos a Estocolmo nos alojamos otras 3 noches en otro albergue (Gustaf af Klint) que también era un barco y que también se movía! (pero no tanto) Debido a ciertos problemas administrativos (vamos, que la mujer de la recepción era un poco lerda) no tenían la habitación que habíamos reservado y nos dieron otra que “normalmente no reservaban al público” y precisamente no era porque fuera una suite de lujo… Era el cuchitril más cuchitril del mundo…La ventana no cerraba bien, no tenía calefacción, había agujeros en las paredes de madera y se veía la calle, había un escalón en mitad de la habitación, etc. Pero para los “Otto in quattro” aquello no era ningún problema, estábamos protagonizando el viaje más económico, más cutre y con más suerte de la historia. Así que allí, en aquel cuchitril nos metimos los ocho con nuestro respectivo equipaje sin q nadie se percatara. Las otras dos noches nos cambiamos de habitación a otra de medidas similares pero más decente, aunque he de reconocer que donde mejor dormí fue, sinceramente, en el cuchitril! Hicimos intento de salir de fiesta con los americanos y otros erasmus que encontramos pero fue un intento fallido ya que nos negamos a pagar 11 euros por entrar a una discoteca donde no sabíamos ni qué música había. Total que pasamos tres días en Estocolmo visitando una ciudad preciosa y disfrutando de un tiempo increíble. Hacía mucho frío pero por suerte hacía sol, sólo llovió un día: justo el que visitábamos el museo al aire libre Skansen y nos cayó una chupa de agua con granizo incluido que nos caló de arriba a abajo. También visitamos el museo Vasa, que es un barco construido en el siglo XVII, si no me equivoco, y que se hundió nada más zarpar del puerto de Estocolmo y 333 años más tarde lo rescataron intacto. Una pasada! Y allí en ese mismo museo sabéis a quién vimos? A la familia real sueca!! Pero no de cera ni en pintura ni en foto sino en carne y hueso! Por casualidades de la vida, justo tenían una cena de gala en aquel museo y cuando nos estaban echando para cerrarlo nos los cruzamos montados en dos mercedes. También visitamos el museo de arte moderno (donde me acordé de ti, Sil, porque había una exposición de arquitectura con muchas maquetas bonitas y una exposición de los materiales de construcción; ahora comprendo lo que studias en tu asignatura q se llama “Materiales” y q tanta gracia nos hace… jejeje)

Visitamos el centro de la ciudad con sus casas bonitas y el puerto y no sé mil sitios más, incluido el parlamento donde justo eran las jornadas de puertas abiertas (de nuevo la suerte de los “Otto in quattro”). Aunque allí me debieron tomar por una terrorista porque me hicieron volver a pasar mi mochila-jirafa otra vez por los rayos X y es no llevaba otra cosa que un cuchillo de cocina. Claro, lo que ellos no sabían es que era para cortar el chorizo de los bocatas y no para agredir a un parlamentario… Pero vamos, lo tuve que dejar en consigna. Nos equipamos con todo tipo de chapas, bolis, posters, postales, caramelos, bombones… de todas las mesas de los diferentes partidos políticos.

No sé qué más contaros, seguro que pasaron un millón de cosas más pero ya me he enrollado DEMASIADO (lo siento!). Os lo contaré en persona, mejor. Ah! Sólo recordaros que nuestro viaje empezó con un subidón de adrenalina y acabó con otro. Justo cuando estábamos facturando el equipaje en Estocolmo, Ana no encontraba su DNI y no la dejaban viajar. Faltaba menos de una hora para que saliera el avión y tuvimos que hablar con la embajada española y todo. Por suerte, en el último momento encontramos su DNI en … mi cartera! Oops! Bueno, espero no haberos aburrido demasiado, ya os enseñare fotos porque Jose llevó la camara digital y tenemos muuuuuuuuuuuuchisimas.