Tarta Hello Kitty

Después de tener tanto tiempo abandonado mi querido blog, qué mejor manera de volver que con una entrada bien dulce. Así que aquí voy con mi última creación de tartas fondant (más dulce imposible). En este caso se trata de una tarta para una niña de 4 añitos que adora a Hello Kitty y, cómo no, todo lo que se de color rosa (o mejor dicho, “fresa” como ella dice).

Me puse manos a la obra y decidí hacer una tarta de dos pisos, con bizcochos sencillos para que fueran comestibles y no demasiado empalagosos que ya bastante azúcar lleva la masa fondant y todas las decoraciones.

El bizcocho de abajo era un bizcocho básico de yogur, aunque con una buena dosis de colorante para que quedase bien rosita, y para el relleno utilicé ganache de chocolate negro. El segundo bizcocho era de chocolate, relleno de trufa, para aligerar un poco tanto chocolate negro.

Y bien, el resto fue la parte divertida… Forrar con masa fondant cada bizcocho (últimamente estoy comprando la de Decake que me gusta más que la de Ballina y tiene una textura más suave y manejable). Hacer florecitas con cortantes, un poquito de hierba con mi nueva boquilla de Wilton (regalada por Tía Pí pero que aún no había podido estrenar) y poner a la Kitty coronando el pastel. (La figurita la había hecho un par de días antes para que fuera endureciéndose). Para finalizar, unas velitas encantadoras que encontré en Carrefour.

Y voilà, listo para llevar… Un poquito de papel celofán decorado, una cinta de regalo rosa (cómo no) y a transportarla con cuidado 😀

Y para terminar esta dulce entrada, tal y como publiqué en mi Instagram, os dejo con la tarta resumida en 6 pasos: