¡Olé por el Metro!

El Metro de Madrid. Sí, el mismo cuyo eslogan reza “Metro de Madrid vuela”, aunque lo más cerca de volar que he estado ha sido en las mañanas cuando los vagones van tan llenos que mis pies apenas rozan el suelo… En fin, tema aparte. Pero resulta que nuestro querido transporte que siempre tiene alguna línea en obras (o 2 o 3 a la vez para darle más emoción al asunto), que se va parando en cada estación mil minutos justo el día que más prisa tienes, que le falla el aire acondicionado en pleno mes de julio… me ha dejado hoy totalmente anonadada, casi se me saltan las lágrimas de la emoción y todo. 😀

Como siempre, primeros de mes y Paloma sin su correspondiente abono transporte porque siempre se le olvida y lo deja para el ultimísimo momento. Ya preparada para aguantar una de las larguísimas colas de toda la gente olvidadiza y huevona en general, se dirige hacia la máquina rogando que por favor no esté estropeada la de pagar con tarjeta (vaya casualidad que siempre se estropean las máquinas a principios de mes…) Y para su sorpresa, cuando no había ni sacado la cartera un hombrecillo trabajador del Metro la aborda y le da gratis un billete de un viaje especial diciendo que como sólo hay una máquina en funcionamiento que utilice ese billete y así a la vuelta ya puede comprar su abono “con más tranquilidad”. Con los ojos abiertos como platos, incrédula ante tanta eficacia o eficiencia (nunca llegué a entender bien los matices), Paloma se dirige al andén donde descubre que a varias personas les han dado el típico justificante por retraso (supongo que por esperar en las máquinas expendedoras). Algo falla, no puede ser todo tan perfecto, seguro que al montarse el metro se queda parado en mitad de un túnel durante media hora y sale la típica voz “Atención señores clientes, Metro de Madrid informa…” (que por cierto, ¿os habéis fijado que hemos pasado de ser “señores viajeros” a ser “señores clientes”? Desde luego, con lo romántico que quedaba sentirse viajero cada mañana al ir al trabajo y ahora somos simples compradores, igual que cuando vamos a comprar cuarto y mitad de chopped).